Saltar al contenido

Cuidar el rostro a los 30

Aquí te explicamos como cuidar la piel de tu rostro a partir de tus 30

El sol es uno de los factores del envejecimineto prematuro de la piel

Cuidar el rostro a los 30 es una tarea necesaria para proteger nuestra piel

Sabemos lo importante que es para tí conservar un aspecto saludable y fresco, que te permita mantener una buena imagen física, pues claramente la apariencia es un elemento muy influyente a la hora de dar una primera impresión, en especial, después de cumplir los 30 años, cuando tu piel comienza a pedir cuidados especiales

Tu presencia es lo primero que los demás notan, y aunque sabemos que el físico no es lo más importante si se debe tener muy en cuenta su cuidado. No olvides que cuidar tu piel es cuidar tu salud

Con este artículo vamos a responder muchas de tus inquietudes y ayudarte a cuidar mejor tanto la apariencia y salud de tu rostro.

Riesgos para la piel después de los 30

La piel de una persona va cambiando constantemente con los años y  al llegar a los 30 no se tiene la misma elasticidad y capacidad de  humectación, por ello es muy importante comenzar a cuidar el rostro a los 30

En concreto debes cuidarte de los rayos solares, pues estos no solo causan manchas en tu rostro, sino que sus rayos UV pueden atravesar las capas exteriores de tu piel hasta llegar a las más profundas y causar grandes daños en las células.

Por otro lado, si no le pones el suficiente cuidado a tu rostro, probablemente empezarás a padecer arrugas, manchas provocadas por el sol, verrugas, líneas de expresión y entre otros defectos que se deben mayormente a la pérdida de los niveles de colágeno y ácido hialurónico, además de la deshidratación de la piel.

Cuidar el rostro a los 30 – Tips

Para un cutis más sano y joven, debes tener en cuenta ciertas recomendaciones básicas que toda persona debe conocer para cuidar el rostro después de los 30

Recuerda que nada se logra de un día para otro, debes seguir estos tips de manera constante y con paciencia para lograr buenos resultados.

Aplica una hidratante facial

Una crema hidratante confiable te ayudará a prevenir la aparición de arrugas y evitar la resequedad, especialmente útil si tienes una piel seca y con tendencia a irritarse, bien sea por acción del sol y otros elementos medioambientales.

Limpia tu rostro

Asegúrate de limpiar las impurezas de tu piel todos los días, es importante que no queden restos de maquillaje ni demás sustancias químicas en tu rostro después de limpiarlo, especialmente cuando vayas a dormir. 

Ten en cuenta que al descansar tu piel produce vitaminas y minerales que lo ayudan a verse más limpio y vivo, para lograrlo debes dormir con el cutis libre de todo tipo de impurezas, de esta manera tu piel podrá respirar y trabajar mejor.

La aplicación de una hidratante en el rostro ayuda mejorar su natural elasticidad
Una crema hidratante es un recurso esencial

Hidrátate lo suficiente

Además de tomar la cantidad necesaria de agua al día, es muy importante que mantengas la humedad correcta de tu piel con cremas hidratantes o productos de confianza. 

Estos deben contar con ciertas propiedades necesarias que te ayudarán a lograr un aspecto mucho más sano y joven. Ten en cuenta llevar una rutina constante y equilibrada para notar mejores resultados.

Protégete del Sol

Los rayos del sol son unas de las principales causas de las manchas en el rostro, especialmente después de los 30. Los rayos UV son la principal causa de cáncer de piel debido a que pueden atravesar la piel externa, por ello te recomendamos usar una buena protección solar y, por supuesto, evitar exponerte a los rayos solares por mucho tiempo.

El horario que debes evitar es desde las 10:00 a.m hasta las 4:00 p.m, porque son las horas en donde los rayos ultravioleta son más fuertes y pueden afectar mucho más.

Cuidar el rostro a los 30 – buenos hábitos alimenticios

Una correcta nutrición influye mucho en la salud y apariencia de todo tu cuerpo, por esta razón si quieres mantener un rostro joven y saludable es muy importante que lleves una dieta equilibrada y rica en propiedades que ayudan a mantener la piel en buen estado. 

Los nutrientes más recomendados son la vitamina C, vitamina E, los aceites naturales y los frutos secos. Todos estos son muy buenas opciones para mantener mejor la firmeza y suavidad de tu piel, debido a que contienen antioxidantes que ayudan a retrasar el envejecimiento y por tanto, protegen tu salud cutánea.

Una buena alimentación repercute positivamente en el estado de la piel
La Vitamina C ayuda a mejorar el estado de la piel

Cuidar el rostro a los 30: mejores productos

Como te mencionamos, la piel se va desgastando y va perdiendo su elasticidad al pasar los años, esto se debe a que los niveles de colágeno y ácido hialurónico disminuyen después de cierta edad. 

Lo ideal es buscar un producto que contenga propiedades realmente efectivas como ácido hialurónico, vitamina C, vitamina E y entre otros; que compensen esta pérdida o ayuden a que se produzca naturalmente.

El ácido hialurónico ayuda mucho a conservar la estructura e hidratación natural de la piel y, al igual que la vitamina C, facilita el proceso de reparación celular; por lo que actúa como un buen cicatrizante. Por otra parte, el uso del sérum junto a una buena crema hidratante puede ser la combinación ideal para rejuvenecer tu rostro.

Conclusión

A partir de cierta edad, la piel va disminuyendo la producción de ciertos antioxidantes naturales y al llegar a los 30 años no se tiene la misma capacidad para retener agua ni la misma producción natural de colágeno y ácido hialurónico, lo cual provoca sequedad en la piel, arrugas y manchas. 

La mejor manera de prolongar esto es cumpliendo con una buena alimentación en donde incluyas nutrientes antioxidantes, además de mantener tu piel hidratada tomando la cantidad de agua necesaria al día y aplicando cremas hidratantes y revitalizantes de confianza. 

No olvides limpiar bien tu rostro y sobre todo, protegerlo de los rayos solares.