Saltar al contenido

Piel seca en la cara ¿Por qué?

Piel seca en la cara, conoce todos los factores que hacen que tu piel sufra las consecuencias y complicaciones.

Evita la piel seca en la cara

La piel seca en la cara no es un problema muy grave, pero sí muy molesto. En general, la piel seca se debe a muchas circunstancias y hábitos a los que puedes estar expuesto cada día y que seguramente no te das cuenta que están deshidratando tu piel.

En este artículo queremos informarte sobre todo lo que necesitas saber para combatir con la piel seca en la cara y empezar a tener un rostro sano e hidratado, que te haga sentir más bella y segura.

Causas de la piel seca en la cara

Existen diversos factores que pueden provocar esta sequedad en la piel. Algunos de estos podrían ser factores externos como el clima o la contaminación; también puede deberse a hábitos que muchos acostumbran hacer cada día sin darse cuenta de lo dañinos que son.

Aquí te mencionamos las causas más comunes de la sequedad en la piel:

Envejecimiento

Normalmente la piel seca en la cara es un problema común en las personas mayores de 40 años, pues a esta edad no se tiene la misma capacidad para retener agua en el cuerpo ni la misma producción natural de antioxidantes. 

De hecho, a partir de los 30 años de edad el metabolismo va reduciendo poco a poco su velocidad, provocando que la piel empiece a perder humedad y elasticidad. 

Medio ambiente

El clima es un factor muy importante, pues si te expones a temperaturas muy bajas con poca humedad tu rostro empezará a verse muy reseco y hasta escamoso, esta sequedad incluso puede provocar comezón en la piel. 

Esto también sucede con temperaturas muy altas, pues cuando hace mucho calor la piel pierde mucha hidratación, sin mencionar que se usa con más frecuencia el aire acondicionado y esto solo genera mucha más sequedad en la piel.

Además, la constante exposición al sol también es un factor importante que provoca resequedad.

Lavar el rostro con agua caliente

El agua a altas temperaturas destruye la barrera protectora de la piel y además remueve los aceites naturales del cutis; esto provoca mucha sequedad, irritación e incluso granos. Además, también podrías aumentar el riesgo de sufrir quemaduras de primer grado.

Usar jabones agresivos para la piel

Lavar la cara o el resto del cuerpo con jabones tradicionales no es una buena idea ya que estos eliminan bacterias saludables y remueven los aceites naturales de tu piel, cambiando tu pH a uno más alcalino.

Por lo tanto, estos provocan una gran resequedad y escamosidad, además de volver tu piel más propensa a la inflamación.

El tabaco es muy perjudicial para la piel
La nicotina esmuy perjucicial para la piel

Fumar

Las toxinas del humo de tabaco hace que se reduzca la circulación sanguínea provocando que la piel se vuelva más áspera y acelere el proceso de envejecimiento.

Según expertos, la nicotina hace que se eleven los niveles de vasopresina, esta es una hormona encargada de controlar la reabsorción de moléculas de agua y aumentar la presión sanguínea, además disminuye los estrógenos de las mujeres, todo esto facilita la pérdida de hidratación y elasticidad en la cara y el comienzo de la piel seca en la cara.

¿Cómo evitar la piel seca en la cara?

Para mantener un rostro saludable e hidratado es necesario cumplir con una rutina constante y equilibrada, además debes saber respetar esta serie de recomendaciones para lograr buenos resultados:

Limpia bien tu rostro

Una buena higiene es esencial para mantener tu piel hidratada. Asegúrate de usar un producto de limpieza facial que no sea agresivo para tu rostro, esto te ayudará a mantener tus poros abiertos y de esta manera tu piel podrá absorber el agua de manera eficiente. 

Usa cremas hidratantes

Es recomendable que hidrates tu piel todos los días con alguna crema que contenga las propiedades necesarias para asegurar un mejor resultado.

Las cremas hidratantes se encargan de crear una delgada capa en la superficie de la piel que te ayudará a evitar la salida del agua. 

El ácido hialurónico y la glicerina son opciones imprescindibles que debes considerar a la hora de comprar una crema hidratante, ya que estos son elementos muy poderosos que ayudan a mantener la piel suave y libre de resequedad.  

Protégete del sol

Cómo ya sabes, los rayos del sol son uno de los agentes externos que más influyen en la sequedad de la piel, por lo tanto debes mantener tu piel protegida de ellos.

Cada vez que vayas a salir usa protección solar, incluso cuando el día no esté soleado; sus rayos UV pueden afectar de igual forma y en especial entre las 10 y 16 horas.

La protección frente al sol es fundamental para una piel sana
El sol es un agente muy nocivo para la piel

Mantén una dieta adecuada

Lo que consumes también se refleja en tu piel, por esta razón debes mantener una dieta equilibrada en donde incluyas nutrientes que puedan ayudar a una buena hidratación.

Las frutas y verduras como las naranjas, sandías, tomates, pepinos y etc, son muy buenas opciones para proporcionarle agua a tu organismo y evitar la resequedad.

Sumado a esto, las vitaminas A, B y C también pueden ser muy eficaces, pues estas poseen antioxidantes que funcionan como un revitalizador para la piel. Otros alimentos que puedes incluir son los que contengan azufre, zinc y aceites naturales.

Una dieta equilibrada favorece una piel sana
La fruta ayuda a mejorar el aspecto de la piel

Piel seca en la cara – Consecuencias

La piel seca no suele ser un problema muy grave, sin embargo se le debe prestar mucha atención y no dejar que esta persista por mucho tiempo, pues cuando la piel está reseca se vuelve muy débil y puede llegar a tener ciertas complicaciones. 

Una de estas complicaciones podría ser una infección. Cuando la piel está muy deshidratada se agrieta con facilidad, estas grietas le dan paso libre a las bacterias y de esta manera se producen las infecciones.

Por otro lado, algunas personas son propensas a tener una afección llamada dermatitis atópica o eccema, esta enfermedad hace que la piel se enrojezca, inflame y se quiebre. La sequedad de la piel puede activar esta afección en las personas propensas a tenerla.

Conclusión

La deshidratación de la piel suele ser un problema muy común, y no es para menos. Todos los días se está expuesto a muchos factores que provocan esta deshidratación excesiva, tanto los rayos UV como los productos o hábitos que se adoptan y que pocos saben las consecuencias que tiene.

Afortunadamente existen muchas formas de evitar o combatir esta resequedad de manera fácil, y así puedes prevenir mejor algunas enfermedades o infecciones que son causadas por esta falta de hidratación.